Desarrollo Socio-económico del entorno

desarrollo_sostenibleLos beneficios que supone el desarrollo de un nuevo parque eólico para una comunidad son innumerables, en especial en lo que concierne a la creación de empleo. La actividad eólica de Fersa se ha implantado en una gran diversidad de ámbitos geográficos, con una apuesta clara por el desarrollo económico de zonas poco favorecidas.

 

La política de recursos humanos de FERSA prioriza la contratación local, una directriz que también se extiende a las compañías subcontratadas para el desarrollo de distintas actividades y que se traduce en la generación directa e indirecta de empleo en las comunidades en las que actúa.

 

Además, la filosofía de la compañía consiste en llevar a cabo las mejores prácticas a la hora de construir y explotar los parques eólicos, garantizando el correcto emplazamiento de los parques y la preservación de materiales históricos que puedan encontrarse en la zona. De este modo, no sólo se aporta el máximo valor añadido a la zona sino que, también, se mitigan y se compensan los posibles impactos económicos, sociales y medioambientales que la explotación del negocio puede representar para la región.